Realizada entre junio y julio de 2006.

A. Perié: ¿En qué momen­to de tu for­ma­ción como dise­ña­dor grá­fi­co te intere­só la cali­gra­fía y des­de qué pers­pec­ti­va?
D. Muhafara: Cuando esta­ba cur­san­do la carre­ra sen­tía una cier­ta atrac­ción por la tipo­gra­fía pero no era algo que tuvie­se en cla­ro… Es decir me detu­ve a pen­sar que otra tipo­gra­fía que no fue­ra la arial se podía usar en un pro­yec­to. Recuerdo que mis favo­ri­tas eran goudy y ópti­ma.
Dos años más tar­de cur­sé dise­ño edi­to­rial en School of Visual Arts y allí comen­cé a dar mis pri­me­ros pasos en el dise­ño tipo­grá­fi­co. Mi pri­me­ra tipo­gra­fía usci­ta nació en ese via­je.

A. Perié:
¿Podrías comen­tar­nos algo sobre Uscita?
D. Muhafara: Uscita es antes que nada un jue­go, un pro­ce­so lúdi­co por el cual ingre­sé al tema de la tipo­gra­fía. En gene­ral fue un pro­ce­so a cie­gas, sin nin­gún tipo de expe­rien­cia pre­via ade­más de la reci­bi­da en la facul­tad en las mate­rias de tipo­gra­fía y dise­ño edi­to­rial. Formalmente es una tipo­gra­fía ajus­ta­da a una gri­lla orto­go­nal don­de cada signo se ajus­ta per­fec­ta­men­te a la mis­ma, las for­mas son mas bien duras y sin nin­gún tipo de ajus­te ópti­co.
A la cali­gra­fía entré como un pro­ce­so lógi­co de enten­der un poco más sobre las for­mas que rigen a los sig­nos tipo­grá­fi­cos, encon­tré que la cali­gra­fía daba res­pues­tas a los pro­ble­mas for­ma­les que se me plan­tea­ban al rea­li­zar las letras en la compu­tado­ra. Por ejem­plo don­de corres­pon­de poner un tra­zo fino y uno grue­so y cosas por el esti­lo. Esta rela­ción comen­zó el año pasa­do (2005) y dio como resul­ta­do la tipo­gra­fía basi­le que estoy desa­rro­llan­do actual­men­te como una exten­sión del taller.

A. Perié:
¿Qué impor­tan­cia le otor­gas a la cali­gra­fía en el cono­ci­mien­to, obser­va­ción y adies­tra­mien­to en el empleo de las tipo­gra­fías en el dise­ño? Luego, ¿qué impor­tan­cia ten­dría en rela­ción al apren­di­za­je del dise­ño de tipos?.
D. Muhafara: La cali­gra­fía es fun­da­men­tal para el cono­ci­mien­to y la sen­si­bi­li­dad tipo­grá­fi­ca. Creo que cual­quie­ra que, por ejem­plo, le de un vis­ta­zo a La Operina de Arrighi, se va a que­dar con la sen­sa­ción de que nues­tra dis­ci­pli­na no es poca cosa, y en defi­ni­ti­va es solo un libro para apren­der a escri­bir bien y boni­to!
A la cali­gra­fía cada vez le doy más valor, tan­to como herra­mien­ta para el desa­rro­llo de nue­vas tipo­gra­fías; como dis­ci­pli­na en sí mis­ma. La cali­gra­fía posee un gra­do de expre­si­vi­dad que es difí­cil de ver en tra­ba­jos tipo­grá­fi­cos.
De cual­quier mane­ra hay que enten­der­las como dos dis­ci­pli­nas sepa­ra­das y dis­tin­tas que tie­nen un muy buen diá­lo­go entre sí.
En el caso de la tipo­gra­fía el cono­ci­mien­to cali­grá­fi­co es indis­pen­sa­ble, no se pue­de apren­der el ofi­cio de tipó­gra­fo si no se saben cosas bási­cas de cali­gra­fía, sobre todo en este momen­to his­tó­ri­co que nos toca don­de nues­tro tra­ba­jo es casi ente­ra­men­te vir­tual.

A. Perié: ¿Qué ven­ta­jas ofre­ce en tu opi­nión- com­bi­nar la cali­gra­fía con la tipo­gra­fía digi­tal?
D. Muhafara: Creo que cada vez que uno tra­ba­ja una tipo­gra­fía, ya sea digi­tal­men­te o dibu­jan­do a lápiz, está apli­can­do con­cep­tos y con­ven­cio­nes cali­grá­fi­cas, como por ejem­plo la modu­la­ción que vie­ne de escri­bir con plu­ma cha­ta.
Existen un sin­fín de tipo­gra­fías y esti­los,  actual­men­te estoy intere­sa­do en aque­llos que tra­ba­jan sobre  for­mas para ser uti­li­za­das en tex­to y dis­play, pero que están más ape­ga­dos a la tra­di­ción de las for­mas y leyes cali­grá­fi­cas. Me refie­ro a la rela­ción entre la incli­na­ción de la plu­ma y sus con­se­cuen­cias en las for­mas: don­de que­dan finos y grue­sos, cómo serán las cone­xio­nes y encuen­tros de los tra­zos rec­tos con los cur­vos, las ter­mi­na­cio­nes y seri­fas. Toda esta bate­ría de datos que nos da la plu­ma las pode­mos apro­ve­char para dar un espí­ri­tu gene­ral al tra­ba­jo que sea par­ti­cu­lar y pro­pio del autor.

A. Perié: ¿Cómo fue tu expe­rien­cia con la tipo­gra­fía basi­le?
D. Muhafara: La tipo­gra­fía basi­le nace como un pro­yec­to de taller de cali­gra­fía, en un cur­so que tomé con Roballos/​Naab de varia­ción de cali­gra­fía can­ci­lle­res­ca .
Ese fue el motor pro­pul­sor, a par­tir de allí comen­cé el tra­ba­jo de digi­ta­li­za­ción de los sig­nos cali­grá­fi­cos. Esta tarea, que en su momen­to creí menor, se con­vir­tió en una nue­va eta­pa de toma de deci­sio­nes tipo­grá­fi­cas, las cua­les son muy dis­tin­tas a las cali­grá­fi­cas. En gene­ral sabe­mos que un signo tipo­grá­fi­co no es un signo cali­grá­fi­co pero hacien­do este tra­ba­jo lo viví en car­ne pro­pia2.

A. Perié: Darío, agra­de­ce­mos pro­fun­da­men­te tu inte­rés en par­ti­ci­par de este bre­ve diá­lo­go y espe­ra­mos pro­se­guir este inter­cam­bio ya sea por escri­to o mucho mejor, per­so­nal­men­te cuan­do nos visi­tes en octu­bre de 2006, para dic­tar el pró­xi­mo works­hop orga­ni­za­do por Carácter Tipográfico y la Universidad Blas Pascal: Introducción al dise­ño tipo­grá­fi­co3. Nos gus­ta­ría en esa oca­sión, abrir este diá­lo­go a todos los intere­sa­dos en la temá­ti­ca. Hasta pron­to y nue­va­men­te, muchas gra­cias.

Notas:
(1)
Darío Muhafara se reci­bió de Diseñador Gráfico en 1994 (Escuelas ORT), y des­de enton­ces se dedi­ca pro­fe­sio­nal­men­te al dise­ño para medios digi­ta­les, desa­rro­llo de mar­cas y pie­zas edi­to­ria­les.

A par­tir del año 1998 comen­zó a incur­sio­nar acti­va­men­te en el cam­po de la tipo­gra­fía desem­pe­ñán­do­se por un lado como docen­te de tipo­gra­fía en la Universidad de Bs. As. duran­te los años 20023, y por otro rea­li­zan­do fuen­tes tipo­grá­fi­cas para dis­tin­tas fun­di­do­ras: usci­ta (shift jp),1998; ultra­no­va (t-26), 1998; cine­plex (linoty­pe), 2002; jac­kie (font­font).

Actualmente está desa­rro­llan­do Malena jun­to al tipó­gra­fo Felix Lentino. La mis­ma fue una de las 40 tipo­gra­fías selec­cio­na­das para la exhi­bi­ción Letras Latinas 2004. Y over­lock tam­bién en pro­ce­so y selec­cio­na­da para la exhi­bi­ción Letras Latinas 2006. También par­ti­ci­po acti­va­men­te de T-con­vo­ca (encuen­tros men­sua­les que nuclean a los tipó­gra­fos argen­ti­nos), des­de su fun­da­ción en el año 2003.

(2) Darío Muhafara ha par­ti­ci­pa­do en las siguien­tes acti­vi­da­des:
• T-con­vo­ca. sep­tiem­bre 2003, Bs. As.
• Pre terri­to­rio visual. mayo 2004, Posadas, Misiones
• Diálogos tipo­grá­fi­cos. octu­bre 2004, La Plata
• Letras Latinas Mendoza. diciem­bre 2004, Ciudad de Mendoza
• Diseño urbano. sep­tiem­bre 2005, Popayán, Colombia
• Taller de dise­ño tipo­grá­fi­co. sep­tiem­bre 2005, Popayán, Colombia

(3) Darío Muhafara dic­ta­rá en octu­bre de 2006, una char­la deno­mi­na­da De la cali­gra­fía a la tipo­gra­fía (ya pre­sen­ta­da en Letras Latinas 2006 en Buenos Aires, pero refor­mu­la­da para esta oca­sión) en la que expon­drá imá­ge­nes y con­ta­rá la expe­rien­cia del pro­ce­so de tra­ba­jo con la tipo­gra­fía basi­le (dise­ña­da recien­te­men­te). La char­la será –al mis­mo tiem­po- una exce­len­te intro­duc­ción al taller Introducción al dise­ño tipo­grá­fi­co, que Muhafara dic­ta­rá en la fecha men­cio­na­da (para más infor­ma­ción sobre este taller, con­sul­tar en esta mis­ma pági­na la sec­ción Misceláneas).